Mircoles 20 Noviembre 2019

Intervención de la delegación de Nicaragua en Foro sobre la construcción de la resiliencia urbana en la OEA

INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DE NICARAGUA EN EL FORO ORGANIZADO POR LA PRESIDENCIA DE LA SECRETARIA EJECUTIVA PARA EL DESARROLLO INTEGRAL (SEDI) DEPARTAMENTO DE DESARROLLO SOSTENIBLE DE LA OEA SOBRE LA CONSTRUCCIÓN DE LA RESILIENCIA URBANA 05 DE NOVIEMBRE

La delegación de Nicaragua, agradece a la Presidencia, la convocatoria de esta sesión y las exposiciones realizadas por los distinguidos expertos invitados a este evento.

La Construcción de la Resiliencia Urbana, sigue constituyendo un verdadero desafío para los países de la región, debido a la continua y acelerada urbanización y su extensión más allá de los límites de la ciudad, y que deja en mayor vulnerabilidad a los grupos sociales que migran a la ciudad, los que se ven sujetos a la exclusión, la inseguridad, la marginalidad social y quedan expuestos al accionar de los grupos delincuenciales.

Adicionalmente esto viene a generar problemas de sobrepoblación, infraestructura, vivienda, atención en salud, educación, servicios básicos, como la distribución del agua, energía eléctrica, vertederos para los desechos, la distribución de espacios para el esparcimiento, además del impacto medio ambiental que de por sí ya genera el parque industrial y el transporte.

El reto del presente y el futuro es como diseñamos y planificamos la construcción de ciudades, pueblos y comunidades que tengan una relación amistosa con la naturaleza, y como podemos implementar una cultura educativa de preservación y no contaminación del medio ambiente.

Tal a como el Panel Intergubernamental IPCC de la ONU sobre cambio climático lo ha indicado si el aumento de la temperatura llega a los 2.0 oC, los Objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 se perderán.

Esto indica que los Estados tendremos mayores problemas en el mantenimiento de la resiliencia urbana y rural, debido a la escasez de agua, al pobre rendimiento de los suelos en la producción de alimentos, la proliferación de enfermedades, sequías, e incendios forestales a gran escala entre otros. Sostienen los expertos que imprescindible estabilizar la temperatura global en 1.5 oC.

Para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se requiere la solidaridad de la Alianza Global para el Desarrollo, a fin de que los países altamente desarrollados cumplan con el compromiso del 0.7% para la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) y del 0,5% al 0,20% para los países en vías de desarrollo, para quienes es indispensable tener acceso a la cooperación sin condiciones de ninguna naturaleza y poder acceder a recursos financieros y tecnológicos.

Es por ello que la cooperación internacional y regional no puede ser utilizada como arma de presión para agredir a Estados soberanos, a través de la aplicación de sanciones unilaterales coercitivas, ilegales que constituyen una flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, de la Carta de la OEA y de las normas y principios del Derecho Internacional y del Derecho de los Pueblos a su Libre Autodeterminación.

Los países que promueven tales prácticas violatorias del Derecho Internacional, buscan mancillar la Soberanía, la Dignidad y el derecho de los pueblos a vivir en paz y en armonía y pretenden afectar el desarrollo justo, sostenible y las capacidades de resiliencia de estos países frente a los efectos del cambio climático.

Lo anterior no lleva a reflexionar en la necesidad de establecer un nuevo modelo económico y financiero, que permita la creación de nuevos patrones de producción y consumo que estén en concordancia con nuevos estilos de vida resiliente, sostenibles y en armonía con la naturaleza.

Reiteramos el llamado a una cooperación internacional más efectiva en la lucha contra el cambio climático, con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero, evitar la deforestación de los bosques y dinamizar el aprovechamiento sostenible de nuestros recursos naturales, bajo el concepto de responsabilidad compartida, pero diferenciada.

El Gobierno de Nicaragua ha logrado cambiar la matriz energética de 26% de aprovechamiento de energías renovables en 2007 a 62% en 2019 y continuamos con la meta de reducir las emisiones de dióxido de carbono en 11 millones de toneladas entre 2020 y 2025.

Nicaragua figura como el quinto país de América Latina con las carreteras de mejor calidad, según el Índice de Competitividad Global 2017-2018 del Foro Económico Mundial. Asimismo, de acuerdo con el informe, tiene las carreteras de mejor calidad de Centroamérica.

Asimismo contamos con la participación ciudadana en la planeación de proyectos y en los ensayos de salvamento y rescate ante eventuales desastres naturales.

Tenemos un Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres de Nicaragua que tiene como misión reducir la vulnerabilidad de las personas en riesgo de sufrir desastres, causados por fenómenos naturales y/o generados por el quehacer humano, que ponen en peligro la vida de los ciudadanos, sus bienes, los ecosistemas y la economía nacional.

Promover la adopción de una cultura de prevención ante posibles desastres, en la población y propiciar escenarios de desarrollo seguro y sostenible.

Impulsar la incorporación de la gestión del riesgo, con enfoque de ordenamiento territorial, en los planes de desarrollo regional, nacional, institucional y territorial.

Implementar programas de capacitación y fortalecimiento de las capacidades de respuesta local y de la nación ante posibles eventos adversos, con énfasis en la protección civil.

Desarrollar acciones de carácter interinstitucional para realizar obras de mitigación ante las diferentes amenazas, fortalecer los sistemas de alerta temprana e impulsar programas de sensibilización de todos los actores de la sociedad, para la preservación de la vida humana y los ecosistemas; mediante un uso racional de los recursos naturales e implementación de procedimientos técnicos más amigables con el medio ambiente.

Cumplir y hacer cumplir con los mandatos de la Ley 337, ley creadora del Sistema y que soporta a la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres SINAPRED, a las Comisiones Sectoriales de Trabajo y demás estructuras que le conforman.

A manera de intercambio de buenas prácticas, tenemos contemplado realizar el primer ejercicio regional que se desarrollará el 27 de noviembre del año en curso en el país, en el que participaran unidades de búsqueda y rescate de los Bomberos Unificados de Nicaragua y la Unidad Humanitaria del Ejército de Nicaragua que ha desarrollado un ejercicio de rescate en estructura colapsada.
Han estado trabajando articulados como una sola unidad nicaragüense, realizando labores de organización y preparación de cara a nuestro primer ejercicio regional, los compañeros integrantes de esta unidad, están realizando una labor de rescate en estructura colapsada, simulada con materiales de la construcción, pero con un nivel de complejidad superior a fin de que logren articularse adecuadamente, y puedan realizar una intervención con la mejor preparación posible.

En el ejercicio realizado a inicios de noviembre del año en curso participaron más de 60 miembros de la unidad de rescate, una unidad liviana que cuenta con diferentes aspectos de preparación entre los que destacan la búsqueda y rescate canino, rescate con cuerda, en estructuras colapsadas y rescate en riadas.

Dentro de la planificación se destaca también la orientación a personas cercanas al área de rescate, donde el aislamiento del sitio en peligro es muy importante para la seguridad.

Para este primer ejercicio se han planificado siete escenarios simulando diferentes situaciones, donde se ha orientado que los participantes sean personas del barrio y la comunidad, fortaleciendo así la organización de las estructuras territoriales con las que cuenta el país, gracias a los ejercicios nacionales que se han venido realizando en los últimos años. En estos participó también la UNAN-Managua, con su brigada de médicos del POLISAL y psicólogos, quienes estarán atendiendo desde la parte emocional a la población afectada, uniendo esfuerzos con el Ministerio de Salud.

La Resiliencia Urbana tiene que estar al centro de las políticas públicas destinadas al desarrollo sostenible de nuestras economías y al mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos de las Américas.

Es por ello que el GRUN, ha venido desarrollando una serie de programas sociales innovadores en el desarrollo de infraestructura de transporte, telecomunicaciones, energía eléctrica, puertos, aeropuertos, vivienda, agua potable y saneamiento que han beneficiado a la población permitiendo una mayor inclusión de todos los sectores del país en los esfuerzos de desarrollo, para combatir la pobreza absoluta, la exclusión y la desigualdad social y hemos logrado avanzar en el cumplimiento de un 90% de ejecución de los programas y proyectos trazados por el Gobierno Nacional.
Estos éxitos alcanzados por Nicaragua han sido reconocidos por prestigiosos organismos internacionales que dan fe de los logros del gobierno nicaragüense.
Seguiremos como nación trabajando en el fortalecimiento de un país más resistente a los efectos del cambio climático y otros desafíos que afectan a las urbes modernas. Seguiremos abogando por una cooperación internacional sin condiciones solidaria y respetuosa de la soberanía de los Estados.
Muchas Gracias Señora Presidenta.

INTERVENTION BY THE DELEGATION OF NICARAGUA AT THE FORUM ON THE CONSTRUCTION OF URBAN RESILIENCE ORGANIZED BY THE SECRETARIAT FOR INTEGRAL DEVELOPMENT (SEDI),DEPARTMENT OF SUSTAINABLE DEVELOPMENT. NOVEMBER 05, 2019