Domingo 15 Diciembre 2019

Fortalecen vigilancia meteorológica en Nicaragua

Viernes 29 de Junio, 2019/Reporte especial

Una tormenta eléctrica es un fenómeno meteorológico caracterizado por la presencia de rayos y sus efectos sonoros en la atmósfera terrestre denominados truenos.

Pero, ¿cómo se hace para saber si esa tormenta eléctrica impactará y qué daños puede causar en la población?

“Las tormentas eléctricas están íntimamente ligadas con la nubosidad, y particularmente con la nubosidad que tiene un desarrollo vertical muy amplio muy grande, son el tipo de nube que tal vez ya nos han escuchado mencionar en otro momento que les llamamos cúmulos nimbos y que están asociadas a lluvias fuertes”, destacó el Ing. Marcio Baca, Director de Meteorología-INETER.

Es en base a este dato, que se viene fortaleciendo la vigilancia meteorológica y el trabajo preventivo, ahora con la instalación de estaciones que detecten la presencia de tormentas eléctricas anticipadamente y con mayor precisión.   

“La idea general es esa instalar esta red por primera vez en Nicaragua, y esta red estará vincula a la red que se estará instalando en toda el área centroamericana que nos permitan detectar con mucha precisión la ubicación de estas tormentas eléctricas, ya sea que la tormenta sede de nube a nube o de nube a tierra”, puntualizó.

La generación de datos precisos, a través de este instrumento, ayudará a disminuir peligros y afectaciones tanto en seres humanos, como a la navegación aérea o marítima, entre otros beneficios.

“Tener con mucha precisión los sitios donde se estará generando esta tormenta, a través en este caso de la secretaria ejecutiva del SINAPRED vamos a poder divulgar con mucha precisión el sitio exacto donde que se está generando una tormenta y advertirle al pueblo nicaragüense que se está generando una tormenta eléctrica muy fuerte en un sitio determinado y saber que la trayectoria que lleva esta tormenta hacía un sitio muy claro con la información precisa”, continuó Marcio.

Para la aeronáutica civil esto vendrá a facilitar el trabajo dentro del terreno de navegación que corresponde al país.

“Nosotros como navegación aérea, tener la información de las formaciones que se están en nuestras 50 millas que tenemos como control efectivo de las aeronaves que vienen y salen de nuestro país es altamente beneficioso y seguro, porque así nosotros les notificamos a las líneas aéreas o aviones privados que viene  acercándose a nuestro país de las formaciones que tenemos en ese sentido entonces ellos solicitan desvió hacia la aproximación”, destacó Mario José Altamirano, Dirección de Navegación Área, Aeronáutica Civil.

Una gestión más amplia en la vigilancia es la que hoy nos posiciona entre los países con uno de los aeropuertos más seguros, siendo este un trabajo de equipo, de organización, de preparación, y de preocupación desde el gobierno por salirle al paso a los eventos que generen alerta de una emergencia.

“Estamos dentro de los primeros diez países a nivel mundial en cumplimiento de los ZAP (procedimientos de seguridad operacional en aeronáutica) es decir a nivel centroamericano somos el primero, a nivel de americano después de Canadá, pero a qué se debe eso al esfuerzo del gobierno, de la gestión de nuestro director, de la gestión de todo este instituto y de todo el ente, porque no solamente nosotros estamos detrás de las operaciones aéreas, está el Ineter que nos apoya con la información aeronauta, con la información geodésica, con la información cartográfica es un gran apoyo que nos dan”, refirió Altamirano.

Históricamente se ha conocido el occidente del país con mayores afectaciones por tormentas eléctricas, siendo este un eje de alerta para crear mecanismos que fortalezcan la información.

“Tenemos un sinnúmero de estaciones meteorológicas en diferentes partes del país donde tenemos observadores meteorológicos que hora a hora levanta esta información, dentro de la información que levantan viene si hay tormenta o no, pero es por información visual y no precisábamos la intensidad, el sitio exacto en donde estaba dándose la tormenta”, destaca Baca.

En la continuidad de la entrevista el especialista también destacó la otra manera que precisaban en el monitoreo de las tormentas eléctricas y era “viendo la tormenta a través de un satélite meteorológico, este le pone colores falsos a la nubosidad y los colores rojos violetas son los colores donde las nubes tienen mayor desarrollo vertical y al tener mayor desarrollo vertical casi siempre está vinculado a la presencia de tormentas eléctricas”.

Datos interesantes de la generación de tormentas eléctricas, científicamente es conocido quelos rayos, cuando fijan el nitrógeno al impactar en el suelo, son un verdadero banquete para las plantas, que se refleja rápidamente en un vigor y crecimiento extraordinarios. La alta energía que desprenden los rayos provoca que el nitrógeno se separe y se una al oxígeno, lo que forma nitratos, arrastrados en las gotas de lluvia y asimilados rápidamente por las raíces.

Foto: Referencia