Domingo 22 Julio 2018

Presentan análisis de monitoreo satelital sobre incendio en Reserva Indio Maíz

Jueves 13 de Abril, 2018

La Universidad Nacional Agraria (UNA) presentó un análisis del monitoreo realizado sobre el incendio en la Reserva Indio Maíz, a través de imágenes satelitales y radares donde se observan las afectaciones desde que inició el fuego.

De acuerdo al análisis, el fuego inició al norte de San Juan de Nicaragua y se ha extendido más hacia el norte llegando casi a Punta Gorda.

El Jefe del Departamento de Cuenca de la UNA, Efraín Acuña, señaló que existen varios factores que han incidido en la propagación del fuego como el difícil acceso a la zona y las condiciones meteorológicas: el mes que menos llueve, la velocidad del viento y material seco combustible.

El ambientalista Kamilo Lara, director del Foro Nacional del Reciclaje (Fonare), valoró de positivo el hecho que el Ejército de Nicaragua ha controlado alrededor de 25 kilómetros cuadrados y logrado construir una barrera natural por alrededor de 80 metros lineales con 10 metros de ancho que evita la propagación del fuego.

“Naturalmente hay que saber atacar este tipo de incendios por las situaciones adversas en las que el Ejército ha logrado penetrar, alrededor de unos 30 km hacia adentro de la Reserva tratando que el fuego no alcance el corazón de la misma, como en estos momentos se ha manejado”, explicó.

Para Manuel Madriz, presidente de la Asociación Centroamericana de Derecho Internacional e Integración (Acadi), lo más importante es que el incendio se está controlando, con el apoyo que brindan los países hermanos como El Salvador, Honduras y México.

Por su parte, el Doctor José Milán, Asesor Científico de INETER destacó el esfuerzo que realizan las instituciones desde sus diferentes espacios, añadiendo que las más de 5 mil hectáreas afectadas hasta el momento serán restauradas por todos los nicaragüense.

“El incendio no deforesta el bosque, el incendio degrada el bosque, sin embargo, una vez que ha pasado, sino se cambia el uso del suelo al bosque, en esas condiciones ecológicas de esos ecosistemas de alta pluviosidad, donde llueve más de 4 mil milímetros de agua al año, ese bosque en 5 o 6 años puede estar totalmente regenerado”, explicó.

Indicó que desde ya se preparan para recopilar toda la información primaria para la evaluación de daño en la zona, de modo que con los cálculos correspondientes se pueda elaborar un plan de acción para la recuperación.